jueves, 5 de noviembre de 2015

Salvador, Bahía comunica MAGIA y COLOR en Brasil



Brasil es un país que comunica color por donde quiera que se lo mire! 

El encanto de su gente, su simpatía y calidez humana, sus playas de arenas blancas y mar cálido; las comidas coloridas; su magia y su cultura conviven con el color y al ritmo del Candomblé.



Salvador, en el Estado de Bahía de Brasil, es la ciudad que tiene la mayor cantidad de iglesias de todo el país y casi me atrevería decir, de toda América Latina.


Salvador, ciudad bahiana, fue fundada el 29 de marzo de 1549, como "São Salvador da Bahia de Todos os Santos". 

Es la capital del Estado de Bahía y fue también la primera capital del Brasil Colonial. 


Allí se encuentra la más famosa de todas las iglesias bahianas y brasileñas; y una de las más conocidas de América y del mundo: Nuestro Senhor do Bonfim.

Miles de personas dejan ahi sus cintas de colores con deseos y peticiones.




Desde el BLANCO típico de los vestidos con puntillas y múltiples faldas, de las mujeres "Bahianas" hasta los colores de sus atuendos religiosos comunican color.



Quienes fuimos a la iglesia Nuestro Senhor Do Bonfim (Nuestro Señor del Buen Fin), en la ciudad de Salvador, hemos visto el colorido esplendoroso de las cientos de miles de cintas de colores, típicas del lugar.


Esto es algo muy característico y único del lugar: las cintas de colores diversos con el famoso texto: LEMBRANÇA DO SENHOR DO BONFIM (Recuerdo del Señor del Buen fin).


Otros, tal vez, compramos cintas de colores para regalar y para llevarnos de recuerdo del lugar bahiano.

Salvador, es una ciudad ubicada a orillas del mar, con paradíasicas playas de aguas cálidas, muy turística, con gran encanto marino y de cocina gourmet regional e internacional. Una ciudad donde se conjuga la magia y la religión. Donde cohexisten culturas y religiones.


En el estado de Bahía (Brasil, la ciudad de Salvador con su colorido y esplendor en sus dos caras: la ciudad antigua y la ciudad nueva.



Vistas del elevador en Salvador, desde abajo y desde arriba.




Desde arriba de la ciudad, la vista hacia el mar es increíble.

Por estar emplazada sobre morros de altura considerable, la ciudad de Salvador tiene importantes diferencias de alturas; y para acceder a la zona más elevada se sube con el ELEVADOR público.


Pelourinho, en Salvador, Bahia. 


El "Pelourinho" famoso y célebre, aunque temeroso por algunos. La zona más antigua de la ciudad de Salvador es cálida, alegre y colorida; donde las fachadas de los edificios nos conectan con el espíritu del lugar típico bahiano. esta zona esta emplazada en un morro. Para subir hay que tomar el "elevador".


También es agradable visitar el "Mercado Modelo do Artesanatos" (el mercado de las artesanías) con gran variedad de productos autóctonos bahianos, en la Plaza de Cairu.



Los colores, aromas, y sabores se conjugan en los paisajes urbanos en las calles salvadoreñas típicas bahianas. 





Algo muy característico en Salvador es la gente comiendo en la calle, las comidas que se cocinan y los olores que emanan por el calor y los condimentos.









Imperdible: el museo Naútico y el Faro (farol da barra). 

Museu náutico da Bahia funciona en el forte de Santo Antônio da Barra. 




Iemanjá, es 
diosa del amor, reina del mar, y la madre de todos los orixás. Muy venerada entre los Yorubas, en la religión Umbanda y africanistas.




Hay un lugar para visitar que pocos conocen en Bahía, es la casa de Iemanjá (YEMONJA), diosa del amor y del mar. (cuyo sincretismo suele ser "Stella Maris, la virgen patrona de la Marina y de los Navegantes). 

Iemanjá, Diosa y Madre de los Orixás, se le rinde homenaje en sus playas cada 2 de febrero. 




También el 31 de diciembre las personas celebran el fin de año y año nuevo en las costas, vestidos todos de blanco, hacen sus ofrendas a Iemanjá.

Es algo muy hermoso pasar la noche de Fin de año en Salvador o en alguna ciudad norteña del Brasil. Toda la gente se viste de blanco. La cena se realiza en la playa, y en las costas del mar; incluso en los hoteles de lujo también organizan las comidas para sus huespedes casi sobre el mar.
Es una noche especial llena de magia, luz, color y energía, con fuegos artificiales multicolores. 
Se los recomiendo especialmente. Hace algunos años tuve la experiencia y la buena dicha de vivenciar el año nuevo del milenio en BRASIL.


La Casa de Iemanjá puede ser visitada por los turistas y viajeros, creyentes o no.


CASA de IEMANJA, Bahía, Brasil.


En el Estado de Bahía, en Brasil, también se encuentra otros lugares muy recomendables para vacacionar y conocer, entre ellos:

Puerto Seguro, Costa Do Sauipe, Praia Do Forte, Itaparica, Trancoso, entre otros.

Si viajan a Salvador, en el Estado de Bahía, les deseo muy buen viaje.





Patricia Gallardo



Paseos TEMATICOS

Twitter  

Facebook  facebook.com/paseosTEMATICOS

Linkedin linkedin.com/company/paseosTEMATICOS 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada