jueves, 7 de julio de 2016

Amaicha del Valle: donde siempre brilla el sol. Tucumán, Argentina







La Pachamama Catalina, de la Comunidad Amaicha, ofrendó el sol y sus vinos en la ciudad de Buenos Aires


La Casa de Tucumán en Buenos Aires recibió a la Comunidad Amaicha del Valle como protagonista de la jornada en su presentación como Destino, en un acto presidido por el presidente del Ente Tucumán Turismo, Sebastian Giobellina, junto al comisionado comunal y cacique Eduardo “Lalo” Nieva, entre otros.
Un auditorio colmado, de la Casa de Tucumán en Buenos Aires, fue testigo del lanzamiento de la localidad de Amaicha del Valle como destino turístico para las próximas vacaciones, en una acción articulada entre el Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT) y la Comuna de Amaicha del Valle.
La representación contó para este acto con la presencia de Sebastian Giobellina, presidente del EATT; Eduardo “Lalo” Nieva, cacique y comisionado comunal de Amaicha del Valle; el director de Turismo de la comuna, Sebastián Pastrana; Directora de Turismo de la Casa de Tucumán en Buenos Aires,Patricia Carmona; Doña Catalina Cruz, Pachamama y coplera y Mario Arias, encargado de la Bodega Comunitaria Los Amaichas. Además, los acompañaron los artistas La Calandria del Valle, Sandra Martínez, el Dúo Kakán y los Comuneros de Amaicha. De la partida no estuvieron ausentes el vino, la calidez de su gente y las coplas; el primero le brindó su inconfundible “terroir” calchaquí en todo su esplendor, y el son de las cajas y la voz de Doña Cruz pusieron el sol de Amaicha en Buenos Aires.
La celebración de los 300 años de la Cédula Real emitida por la corona española en 1716, documento por el cual se reconocía el derecho de posesión comunitaria y ancestral del pueblo originario de Amaicha del Valle, fue también parte del acto de presentación que convocó a numerosos medios especializados y operadores invitados.
Catalina, La Pachamama de la Comunidad Amaicha, una MUJER de casi 90 años, nos deleitó cantando con sus COPLAS y su simpatía amorosa. ¡UN HONOR!  

La cultura ancestral de los pueblos originarios, sus sabores regionales y su promisorio emprendimiento eno-turístico junto a su invalorable clima fueron destacados por Sebastián Giobellina al momento de tomar la palabra: “Es un orgullo para la provincia y el país tener este tipo de establecimientos vitivinícolas y del formato de producción y comercialización a ‘precio justo’ que integra de forma sustentable a la comunidad con el turismo” y resaltó que “ésta es la tercera bodega en el mundo de este tipo , que sigue a las preexistentes en Canadá y Australia, que produce un excelente vino, ejemplo de interacción y cooperativismo de toda una Comunidad que se encolumnó detrás de un proyecto que hoy ya es una realidad”. La edificación de la bodega estuvo en manos de comuneros que utilizaron el pircado como técnica ancestral de elevación de muros para el desarrollo de habitáculos circulares interconectados, con materiales de la zona.

Por su parte, Eduardo Nieva expresó: ”Amaicha es tierra de festivales y de profunda identidad calchaquí, que marca el camino para miles de turistas que cada año nos visitan en febrero para celebrar la elección de la Madre Tierra, la Pachamama,. Hoy sumamos un nuevo atractivo que es el enoturismo en nuestra bodega comunitaria y queremos invitarlos a disfrutar de esta experiencia en nuestro pueblo. Mientras tanto tendremos un anticipo esta noche en una peña en Chile 1501 de esta ciudad con copleras y folcloristas de Amaicha”.

Las primeras etiquetas de Amaicha del Valle y su bodega comunitaria, “Sumak Kawsay” (Saber Vivir) y “Kusilla Kusilla” (la tradicional invocación a la Pachamama “sé propicia, sé generosa” ), fueron dadas a conocer a la prensa con la promesa de continuar en el camino de la producción sustentable y con nuevas cepas, según aseguró Mario Arias, encargado de la elaboración del vino.
FOTO: Sebastián Pastrana, Director de Turismo Amaicha, enarbolando la Wiphala, Bandera Insignia de los Pueblos Originarios, con los 7 colores que tiene EL COLOR COMUNICA® (Leer más en http://www.elcolorcomunica.com/2013/10/la-wiphala-tiene-los-mismos-7-colores.html ).
El director de Turismo de la Comunidad Amaicha del Valle, Sebastián Pastrana, manifestó: “Esto es un sueño hecho realidad. Tenemos actividades, servicios y gente con muchas ganas de recibir a los visitantes”, al tiempo que agradeció el apoyo del presidente de EATT y el equipo de la Casa de Tucumán en Buenos Aires. “Se demuestra que sí se pueden hacer cosas que ayuden al posicionamiento y la promoción de nuestro territorio comunitario: la misión está cumplida”. 

En el evento también se realizó la degustación de los vinos "Amaicha": Malbec y la única cepa "Criolla" junto a las ricas empanadas de carne cortada a cuchillo típicas tucumanas.

AMAICHA, TUCUMAN, ARGENTINA
Amaicha del Valle es una comunidad indígena del pueblo calchaquí que fundamenta su condición de tal invocando un documento histórico muy antiguo: la “Cédula Real de 1716” ya que los diaguitas de la tribu amaicha no adhirieron a la guerras calchaquíes contra los españoles. Como Comunidad Indígena, tiene sus instituciones ancestrales, tales como el Cacicazgo y el Consejo de Ancianos. También tiene un extenso territorio que, en la actualidad cubre desde el Abra de El Infiernillo, continuando por las Cumbres Calchaquíes hacia el Norte, hasta el cerro Pabellón y, en dirección Oeste hasta la ribera este del Río Santa María. El estado de la provincia de Tucumán tiene presencia en el territorio Amaicha a través de diversas instituciones, entre otras la Comuna Rural de Amaicha del Valle.
Está ubicada en el departamento Tafí del Valle, en el noroeste de la provincia de Tucumán, Argentina, a 164 km de la capital provincial, San Miguel de Tucumán y a 57 km de la cabecera departamental Tafí del Valle. Se comunica con la ciudad de San Miguel de Tucumán por las RN 38 y RP 307. Se encuentra al este de la RN 40, desde la que se accede de dos maneras: por el norte a través de RP 357 (14 km), o por el sur a través de RP 337 desde la ciudad de Santa María (Catamarca) (20 km).
Debido a la altitud, el clima predominante es el árido y seco -con nevadas invernales-, el sector oriental del valle, precisamente en donde se encuentra la ciudad de Tafí del Valle, es húmedo con un bioma de pradera en la que predominan los céspedes, gramíneas y se dan bosquecillos de coníferas, caducifolias y molles. Hacia el oeste la humedad va disminuyendo lo que da lugar a la presencia esporádica de cactáceas como los cardones. El contraste es netamente espectacular en el punto llamado Abra del Infiernillo, allí se observan inmediatamente al oeste los semi-desiertos y desiertos y al este las semperverentes praderas, bosques, selvas cubiertas por abundantes nubes.En la ciudad de Tafí del Valle las temperaturas máximas promedio de verano (en enero) son de 26 °C, las temperaturas máximas promedio invernales (en julio) son de sólo 16 °C siendo frecuentes durante el invierno las temperaturas de – 5 °C.
Turismo Amaicha, Tucumán, Argentina
El valle donde se asienta Amaicha del Valle ofrece paisajes de gran belleza, y también un clima agradable y placentero debido a la poca humedad del ambiente y a la cantidad de días soleados (un promedio de 360 al año). Anualmente, en febrero, se lleva a cabo el evento más importante de la comunidad originaria de la zona, La Fiesta Nacional de la Pachamama o “Madre Tierra”. La Festividad coincide con las fechas de carnaval, dura una semana y en ella se agradece a la Madre Tierra y se le pide fertilidad para los ganados y los cultivos. El último día de los festejos se elije una mujer entre las ancianas del lugar que asume el papel de la Pachamama. Lujosamente vestida, es acompañada sobre un carro por la Ñusta, una joven doncella símbolo de la fertilidad, el Yastay, dios de los animales y de la caza y el Pujllay, espíritu alegre del carnaval, semejante a un fauno. La Pachamama ofrece vino de la nueva cosecha a los participantes y recibe el saludo de ellos y de las autoridades. En cuanto a la infraestructura turística, se encuentra en incipiente desarrollo y aún no se encuentra lo suficientemente preparada para recibir gran cantidad de visitantes.
Plaza principal e Iglesia
El centro del pueblo es la Plaza San Martín, y a su alrededor se ubican los edificios públicos, como la sede de la Comuna Rural, la Iglesia, la Caja Popular de Ahorros y un Centro de Atención Primaria de la Salud.
Museo Pachamama
Ocupa una hectárea con 3.000 m cubiertos, se ven reproducciones de objetos del 800 a. C., del Valle Calchaquí. Se construyó, en tamaño natural, una vivienda con sus habitantes, utensilios y murales con escenas de la vida cotidiana de los originarios. Hay salas de Geología, Antropología, Textiles, Pintura. Es obra del artesano, escultor y empresario local Héctor Cruz (quien en los años 1990 construyó un polémico hotel en las ruinas de los Quilmes; que según la Comunidad Indígena de los Quilmes fue construido sin realizar estudios de impactos previos y sin su consentimiento). Este complejo hecho con piedras de la zona exhibe la arqueología, geología y arte de la misma. Es un Museo privado y expresa la particular interpretación del autor, por lo que se trata de una obra polémica y cuestionada por los especialistas. Este carácter de museo privado no revestido de consenso científico no es advertido a los turistas en ningún momento, lo que profundiza la polémica.
Cómo llegar: a la entrada del pueblo, en la RP 307
Dique Los Zazos. Laguna a 3 km al este de la plaza principal.
Dique Los Cardones. A 17 km, se accede por RP 307; al pie de los cerros; excelente para la pesca deportiva (truchas arco iris).
Virgen tallada
Obra del escultor alemán Ludwig Achumacher, quién planeaba realizar una escultura de una virgen en cada uno de los continentes como regalo para la humanidad después de terminar su obra en Tucumán se fue rumbo a Kenia, África donde fue asesinado a golpes. Se dice que fue asesinado por gente que no quería la estatua de la Virgen en su continente. Siete meses empleó el artista alemán para hacer esta obra excelsa, utilizo gubias, escofina y piedras del lugar como elementos pulidores. Según el autor, la posición inclinada de la Virgen significa que ha tropezado, pero la mano de Dios, (cuyo brazo nace en la base) la sostiene en la cintura, evitando su caída. La paloma, cuyo pico casi roza el vientre de la inmaculada, simboliza el Espíritu Santo. La firma característica del Ludwig es la lagartija.
Ciudad Sagrada de los Quilmes: A 18 km al noroeste por RP 357, luego ruta 40 y nuevamente RP 357. Las ruinas de Quilmes representan el último bastión de resistencia indígena contra la conquista realista. Los Quilmes fueron un poblado Calchaquí (800) que llegó a alcanzar gran desarrollo social y económico. Fue uno de los más importantes asentamientos prehispánicos de los calchaquíes, que estuvieron allí desde el 800. En el siglo XVII llegó a tener 3.000 habitantes en el área urbana y 10.000 en los alrededores. En la falda del cerro se advierten las reconstrucciones de la zona residencial, rematada por una fortaleza situada en la cima y dos fortines a ambos costados, sobre la cornisa. Una serie de pasillos permiten la visita guiada del complejo, que fue el último bastión de la resistencia aborigen ante el avance español y que claudicó recién en 1667, tras lo cual 1.700 sobrevivientes fueron trasladados a pie hasta las proximidades de Buenos Aires (la actual ciudad de Quilmes), adonde llegaron apenas 400. La ciudadela, construida en la ladera del cerro Alto del Rey y los canchones aterrazados para el cultivo y el aprovechamiento del agua dan muestra del alto grado de complejidad y riqueza cultural alcanzado por este pueblo. Es uno de los sitios arqueológicos más polémico del país, ya que se la reconstruyó con los restos de la ciudad sagrada de los Quilmes. Además, el sitio está envuelto en otra polémica (económica y de corrupción estatal-privada) por la privatización de los servicios y el mismo museo a manos del empresario Héctor Cruz. El Museo ”Ruinas de Quilmes”, exhibe material obtenido de las excavaciones. En el lugar hay un hotel dotado de excelentes comodidades. Este hotel está en el centro de la polémica sobre la preservación del patrimonio ya que fue construido sobre las ruinas aún sin investigar y sin ninguna supervisión de arqueólogos.
Observatorio Astronómico Ampimpa
Se encuentra a 10 km de Amaicha del Valle, sobre la RP 307, a 2560 m de altura. Fue fundado en 1985 para estudiar el Cometa Halley en su último paso por la Tierra. Está emplazado en un balcón natural al valle de Santa María, enfrentando a las sierras de Quilmes o del Cajón, y mirando simultáneamente a las provincias de Tucumán, Catamarca y Salta. Las características geográficas brindan un cielo diáfano, en forma casi permanente, sin polución ambiental ni contaminación lumínica, lo que permite la realización de observaciones en condiciones óptimas. Ofrece visitas guiadas y Campamentos Científicos Educativos para grupos de alumnos de colegios. Desde 2011 está reconocida como Institución de Formación Profesional Docente por el Ministerio de Educación y en ese marco realiza Campamentos de Formación Docente en el Área de Ciencias.
¡Muchas gracias por la invitación al evento de presentación!

Patricia Gallardo, autora de EL COLOR COMUNICA® y Paseos TEMATICOS

Si te gustó y te resulta interesante ésta información, suscribite, y compártela citando la fuente. ¡Gracias!


 

Patricia Gallardo

Asesora en Imagen de Marca Corporativa, consultora en Comunicación, Social Media Marketing
Especialista en Branding y color, autora de EL COLOR COMUNICA 

Directora Regional para Argentina en la Red Iberoamericana de Relaciones Públicas REDIRP.org
Conferencista internacional. Ver BIO y experiencia profesional, aquí 
Twitter 

Contacto
Skype: GallardoPatricia